Síguenos en:

Webmail:

Los médicos pueden respirar con cierto alivio. En los momentos más duros de la pandemia de coronavirus, la necesidad de componentes sanguíneos en centros sanitarios se redujo hasta en un 40%. Sin embargo, el acopio de sangre se ha ido recuperando progresivamente desde entonces «hasta alcanzar las cifras habituales», según explica Cristina Arbona, vocal de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y directora del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana.

Más información