Síguenos en:

Webmail:

La citología es uno de los pilares fundamentales del diagnóstico de las hemopatías (o enfermedades de la sangre) y la primera prueba en la que se basan el resto de estudios complementarios. “En los últimos años, el diagnóstico integrado de las hemopatías se ha venido enriqueciendo con tecnologías que conllevan un importante coste económico, como los estudios de mutaciones genéticas mediante secuenciación masiva”, apunta María Rozman, presidenta del Grupo Español de Citología Hematológica (GECH), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). En este contexto, la citología “es clave para orientar la selección de las restantes pruebas del laboratorio hematopatológico, consiguiéndose no solo un diagnóstico preciso, sino también coste-efectivo”, añade. “El resultado final suele traer consigo la aplicación de nuevos fármacos diseñados específicamente para el tratamiento de unas alteraciones genéticas concretas”.

Nota de prensa

Junta directiva GECH