Síguenos en:

Webmail:

Actualidad

La tecnología CRISPR/Cas9 ha revolucionado las técnicas existentes para modificar el genoma, es la hoja de ruta de cualquier ser vivo, a través de su capacidad para inducir roturas en la doble cadena del ADN. Con esta tecnología es posible reparar la información genética, así como destruir o impedir la acción los genes. En este último caso, una posible aplicación de las CRISPR sería la de destruir genes mutados u oncogenes responsables de la aparición de los tumores humanos, fenómeno que es uno de los objetivos que persigue la comunidad científica entre la cual se encuentran investigadores del Centro de Investigación del Cáncer y la Universidad de Salamanca dirigidos por Manuel Sánchez Martín e Ignacio García-Tuñón.

Más información